lunes, 7 de mayo de 2018

Planteando una campaña de email marketing


En primer lugar, es de notable importancia determinar en forma clara el/los objetivo/s de la campaña de email marketing. Puede ser el trazado de una nueva forma de relación entre un potencial cliente y nosotros, la generación de un nuevo segmento comercial, el posicionamiento a nivel imagen pública, la difusión de información sobre uno o varios productos (educación), la generación de tráfico, el aumento de ingresos por publicidad o inclusive el aumento de ventas directas.

Tras esto, vienen dos puntos importantes que son: elegir un “target” (a qué público destinaremos la campaña) y de qué manera se va a suscribir este “target”. En el primer caso, es posible elegir entre potenciales clientes, clientes perdidos e inactivos o actuales clientes. Su suscripción se puede llevar a cabo de distintas maneras: eventos, promociones, permiso verbal o formularios en línea.

Una vez definidos los objetivos, el destinatario y su camino de llegada, resta adaptar los diseños contenidos a estos factores. Es sabido que en publicidad, una buena imagen lo es casi todo, por lo que será necesario tener una buena proporción entre texto e imágenes (normalmente 60-40) y “alt texts” para todos los archivos.

Finalmente, el toque de cierre de las campañas de email marketing: anti-spam entrega. Para evitar ser mal catalogados, es necesario proveer una identificación clara en el campo “From:”, incluir direcciones físicas de neustra compañía, un “Subject” que resulte a todas luces transparente, un enlace de desuscripción, links absolutamente funcionales y un diseño adecuado para la visualización en los clientes más populares.

0 comentarios:

Publicar un comentario